Ayudar a nuestros niños a adaptarse a las realidades de COVID-19

A medida que las recomendaciones sobre el distanciamiento social y la reapertura continúan evolucionando, las familias deben responder y hacer planes de acuerdo con su propio nivel de confort y necesidades. Los padres podrían necesitar tener conversaciones, a veces difíciles, sobre similitudes, diferencias y respeto. Explicar a los niños que la historia de cada familia es propia y única, los ayuda a desarrollar empatía y capacidad de recuperación.

Todos hemos tenido experiencias similares con COVID-19 pero cada familia ha tenido  situaciones particulares. Nos hemos enfrentado a diferentes desafíos. Escuchar la historia de lo que hemos vivido y comprender los nuevos retos a medida que los planes continúan ocurriendo, es una buena oportunidad para ayudar a los niños a desarrollar empatía, ver las perspectivas de los demás y desarrollar su propia capacidad de recuperación.

Las reglas de distanciamiento social varían de una familia a otra y de un lugar a otro. Cuando las comunidades reabren y la gente se mueve libremente, las familias que tienen un miembro en mayor riesgo o un padre que es un trabajador esencial, continuarán practicando medidas de seguridad. Puede ser difícil para los niños entender reglas que cambian frecuentemente y las diferentes decisiones que cada familia debe tomar para seguir avanzando. Es difícil hacer planes cuando las cosas siempre están cambiando y es frustrante no tener todas las respuestas.

Pero aún estamos todos juntos en esto. Demuestra a los niños cómo ser un buen escuchante, considerado, comprensivo y tener capacidad de recuperación. Anímelos a hacer preguntas sobre cómo están los demás, qué ha sucediendo en sus vidas y por qué pueden tomar decisiones o hacer planes diferentes a los de ustedes. Deja que los niños escuchen cuando haces preguntas a amigos, vecinos y familiares que no viven con vosotros. Las preguntas podrían ser:

  • ¿Cómo has estado?
  • ¿Qué hay de nuevo en estos momentos?
  • ¿Qué ha sido lo más difícil para vosotros?
  • ¿Cuál es el mayor reto que tenéis ahora?
  • ¿Qué es lo que más os ha ayudado este tiempo?
  • ¿Qué aprendistéis a hacer este tiempo?
  • ¿Qué problemas pudiestéis resolver?
  • ¿Qué es lo que más queréis hacer cuando todo vuelva a ser más fácil?
  • ¿Qué deseaís que suceda en el futuro?
  • ¿Puedo ayudar en algo?

Con solo escuchar estas conversaciones los niños pueden aprender muchísimo.

Es bueno que escuchen tus respuestas y que ellos también expresen sus propios pensamientos. No importa lo que haya cambiado o lo que esté cambiando en tu familia, siempre podemos ayudar a los niños a aprender a tener en cuenta la perspectiva de los demás.

Resalta las similitudes entre vosotros y los demás y explique las diferencias. Tu honestidad y actitud receptiva ayuda a que los niños se adapten a los muchos cambios que vivimos y que desarrollen la capacidad de recuperación.

Tu ejemplo y acciones darán forma a la comprensión de tu hijo de la situación actual y los guiarán a ser empáticos con los demás. También les ayudará a sentirse más en control porque tienen algo que está a su alcance: cómo interactúan con los demás.

Los valores y habilidades que aprenderán de ti sobre cómo ser empático tendrán un impacto duradero en sus vidas que se extenderá más allá de esta crisis de salud y será un punto de positividad durante estos tiempos difíciles.

Fuente: @SesameStreetInCommunities

Compartir artículo

facebook Share likedin Share googleplus Share pinterest Share
gravatar

Sobre la Instructora
Paternidad Proactiva
Dra. Deanna Marie Mason PhD
Mas de 20 años de experiencia clínica ayudando a familias: Licenciada en Enfermería, Máster en Práctica Avanzada de Enfermería: Pedriatric Nurse Practitioner y Doctorado (PhD) en enfermería. Profesora universitaria, especialista en educación del paciente, investigadora pediátrica, colaboración con publicaciones científicas internacionales de primer nivel, actividad filantrópica continuada relacionada con la promoción de la salud y el bienestar, esposa y madre de dos hijos.

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *