Cómo explicar la diferencia entre las necesidades y los deseos a los niños pequeños

Es probable que los niños digan cosas como “¡Esto no es lo que yo quería!”. “Pero necesito…, ¿podemos comprarlo mañana?”. Incluso en tiempos normales los niños pequeños siempre están aprendiendo la diferencia entre lo que deseamos y lo que realmente necesitamos.

Explícales: “Todos necesitamos alimentos nutritivos, agua, vivienda y ropa. Estas son cosas que ayudan a nuestros cuerpos a crecer y a mantenernos sanos y protegidos”. Después, enseña las cosas extras que las personas desearían tener, como un juguete nuevo. Pero esas cosas extras no son tan importantes como comprar las cosas que necesitamos. A veces no tenemos todo lo que qeremos; a veces no podemos tener las cosas adicionales que deseamos tener.

Priorizar las necesidades
La próxima vez que los niños se quejen por no tener exactamente lo que desean, puedes decirles, “No tenemos todo lo que deseamos tener en este momento, pero estoy trabajando para conseguir todo lo que necesitamos tener. Debemos decidir qué cosas son más importantes”.

Agradecer por lo que tenemos
También es bueno sentir agradecimiento por lo que tenemos. Ponga una hoja de papel en la nevera o cerca de la cama de tu hijo. Escriba en la parte superior “Estamos agradecidos por…”. Todas las noches podéis escribir algo que desais hacer (videochat con la abuela, baños calientes, noche de juegos familiares, jugar afuera un rato, acariciar al perro). Todos los miembros de la familia pueden agregar cosas a la lista. Si los niños tienen dificultad, ayúdalos a pensar en algo que ellos quieran hacer. Los niños pequeños podrían dibujar las cosas por las que están agradecidos.

Cuando adquirir alimentos es el problema, considera estas ideas:

  • Haced juntos una lista de compras y hablad sobre por qué eligen una cosa en lugar de otra.
  • Explica que necesitamos aprovechar al máximo lo que tenemos y que todos debemos ser flexibles (aceptar los cambios o las sorpresas). Señale que Abby quería un batido de fresas y no de plátano y arándano, pero como solo tenían de plátano y arándano ella se sintió agradecida por la sustitución de frutas.
  • Haz que las sustituciones y los cambios sean especiales. Por ejemplo, si los niños quieren leche por la mañana pero solo tienes naranjas y no tiene leche, puedes ofrecerles un vaso de agua con rodajas de naranja y llamarlo “agua de sol”.
  • Si no va a recibir alimentos pronto, si está esperando ir a la tienda, si la entrega de alimentos a domicilio se retrasa o si va al mercado con poca frecuencia, haz un calendario de ese marco de tiempo y pónlo en la nevera. Muestra a los niños cómo pueden contar y tachar los días hasta que puedan tener algunas de las cosas especiales que desean. Los niños pueden dibujar en el calendario las cosas que ellos quieren tener (por supuesto, es posible que las cosas que ellos desean aún no estén disponibles).
  • Permíteles tomar decisiones sencillas durante el día para que tengan un sentido de control. Por ejemplo, preparad las comidas juntos y pídeles que elijan el color del tazón que quieren usar.

Puedes hablarles de qué cosas son necesidades y qué son deseos. Escribid cada palabra en una hoja de papel. Clasificad y separad en dos montones las que van en “necesidades” y en “deseos” (las necesidades y los deseos cambian con el tiempo para todos en la familia). Señala que algunas necesidades (como alimentos nutritivos y vivienda) son las más importantes. ¿Qué necesidades piensan los niños que son más importantes? También puedas crear un juego como decorar dos cajas, recortar fotos de revistas y decidir a qué caja pertenece cada foto.

NECESIDADES

  • alimentos nutritivos en cualquier momento (vegetales, frutas, granos y proteínas)
  • artículos de aseo personal (papel higiénico, pasta de dientes)
  • agua
  • un lugar seguro donde vivir
  • mantenerse activo
  • dormir
  • gafas (si se necesitan para poder ver)
  • cobijas
  • papel y bolígrafo o lápiz
  • teléfono
  • servicio de recolección de basura
  • correo
  • electricidad
  • ropa limpia
  • amigos
  • amor
  • momentos especiales con la familia
  • medios para cocinar (fuegos/horno/microondas)

DESEOS

  • comer en restaurantes
  • ir a las tiendas
  • ir a fiestas fuera de la casa
  • visitar amigos y familia personalmente
  • visitar las casas de otras personas
  • alimentos de “algunas veces” (galletas, dulces, papitas fritas, sodas y otros alimentos ricos en azúcar, grasa y sal)
  • juguetes
  • joyas
  • jugar en el patio de recreo
  • videojuego nuevo o tiempo de pantalla

Adaptado de @SesameStreetInCommunities

Compartir artículo

facebook Share likedin Share googleplus Share pinterest Share
gravatar

Sobre la Instructora
Paternidad Proactiva
Dra. Deanna Marie Mason PhD
Mas de 20 años de experiencia clínica ayudando a familias: Licenciada en Enfermería, Máster en Práctica Avanzada de Enfermería: Pedriatric Nurse Practitioner y Doctorado (PhD) en enfermería. Profesora universitaria, especialista en educación del paciente, investigadora pediátrica, colaboración con publicaciones científicas internacionales de primer nivel, actividad filantrópica continuada relacionada con la promoción de la salud y el bienestar, esposa y madre de dos hijos.

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *