Carta a los Reyes Magos, claves para elegir los juguetes de Navidad

Para terminar con las dudas de padres y madres, hoy recogemos una serie de pautas a tener en cuenta para aprender a elegir el juguete adecuado a la etapa de crecimiento en la que el niño se encuentre.

  • Recién nacido (de 0 a 6 meses): Estos bebés necesitan elementos que les den seguridad, tales como peluches o muñecos blandos. Además, son recomendables los arcos de actividad, ya que los colgantes con colores vivos y espejos ayudan a mejorar su coordinación y fuerza.
  • Bebés de 6 a 12 meses: Para estos niños es recomendable tener a mano un mordedor. Alrededor de los 6 meses empieza el proceso de crecimiento de los dientes, por lo que les ayudará en la dentición. También son recomendables los sonajeros, ya que potencian su coordinación. Alrededor de los 10 meses pueden empezar a jugar con bloques, mejorando el control de sus manos y brazos.
  • Entre los 12 y los 18 meses: La carta a los Reyes Magos ya puede incluir también libros con fotos e imágenes. Este tipo de libros ayuda a mejorar el desarrollo del lenguaje, asociando este momento con el rato de irse a dormir. Así mismo, durante esta etapa son recomendables los juguetes que puedan arrastrar, tipo cochecitos, ya que les anima a moverse, mejorando su psicomotricidad.
  • De 18 a 24 meses: Este es uno de los momentos de mayor actividad de los pequeños, por lo que las mesas de actividad son una buena recomendación para pedir a Papá Noel. Estos juguetes suelen llevar interruptores o piezas con las que pueden interactuar y fomentar la coordinación. Y si queremos convertirles en amantes de la música, esta es otra de las mejores opciones. Pedir a sus majestades CDs de música infantil ayudará a fomentar el desarrollo del lenguaje y la memoria.
  • De 24-36 meses: Se dice que los niños aprenden por imitación, y es precisamente en esta etapa en la que más lo suelen hacer, por este motivo son tan positivos los juegos en los que imiten personas, personajes o profesiones que tienen alrededor. Los objetos de cocina, herramientas o utensilios médicos de juguete suelen ser los más reclamados por los pequeños en estos años.
  • De 3 a 5 años: La fantasía y creatividad es clave en esta etapa del crecimiento, así que a los niños les suelen gustar los disfraces, ya sea de profesiones o de personajes ficticios (como los protagonistas de sus películas o series preferidas). Además, los juegos de magia (siempre adaptados y sin piezas muy pequeñas) o los juegos que impliquen superhéroes son perfecto para estas edades. Los libros que no incluyen dibujos ayudan también a potenciar la imaginación.Si además, pedimos a los Reyes Magos juegos de mesa, les enseñaremos poco a poco cómo potenciar la cooperación y relacionarse con otras personas.
  • De 5 a 8 años: Los pequeños deben ir asimilando valores como el compromiso y el trabajo en equipo, por lo que podemos animarles a pedir en su carta a los Reyes Magos juegos de mesa. No debemos olvidar tampoco la actividad deportiva, que también ayuda en la promoción de estos conceptos, creando además hábitos saludables entre los más pequeños. Así que ropa deportiva o elementos para practicar algún deporte como raquetas, balones o patines, pueden convertirse en el regalo clave de la Navidad. Libros sin dibujos y manuales son regalos perfectos también para niños que aprended en una manera activa.

Sea como sea nuestro hijo, y con independencia de la etapa de desarrollo en la que se encuentre, lo importante es no solo prestar atención a sus preferencias, sino comprender qué tipo de juguetes pueden ser más convenientes en cada momento. Seguro que los Reyes Magos aciertan este año con los regalos de toda la familia.


El conocimiento es poder

Comparte con nosotros tu experiencia.


Compartir artículo

facebook Share likedin Share googleplus Share pinterest Share
gravatar

Sobre la Instructora
Paternidad Proactiva
Dra. Deanna Marie Mason PhD
Mas de 20 años de experiencia clínica ayudando a familias: Licenciada en Enfermería, Máster en Práctica Avanzada de Enfermería: Pedriatric Nurse Practitioner y Doctorado (PhD) en enfermería. Profesora universitaria, especialista en educación del paciente, investigadora pediátrica, colaboración con publicaciones científicas internacionales de primer nivel, actividad filantrópica continuada relacionada con la promoción de la salud y el bienestar, esposa y madre de dos hijos.

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *